sábado, 26 de diciembre de 2015

Una chica llega a una casa de empeño y miren lo que pasa.

 Esta chichi es convencida por un comerciante para tener sexo con él detrás del mostrador. ¿Como la convenció? Al parecer la chica solo iba a empeñar unas joyas a esta casa de empeños y terminó empeñando su cuerpo. Negocios son negocios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario