martes, 17 de noviembre de 2015

¡Las esposas infieles están como locas, ahora piden delivery sexual!

 Una pelirroja está muy caliente en su casa, a pesar de que su marido está ahí con ella, esta señora necesita que la satisfagan sexualmente y su marido parece no poder hacerlo.

 Tanto insiste ella en que necesita que la cojan, que su cansado esposo le paga un delivery sexual pidiendo por un negro bien dotado que le llenara la boca de leche a su libidinosa señora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario